Portada / Blog / ¿Qué es el lenguaje cinematográfico? El mensaje para el espectador
Qué es el lenguaje cinematográfico?

14 diciembre, 2020 - Esteban Canle

¿Qué es el lenguaje cinematográfico? En el artículo de hoy vamos a adentrarnos un poco más en el mundo audiovisual, concretamente vamos a introducirnos en todos los conceptos que hacen que el lenguaje cinematográfico funcione y trasmita el mensaje del director a los espectadores.

Con lo que vas a ver aquí vas a entender muchas cosas de las que rodean a la producción cinematográfica, pero si quieres dar un paso más, vas a necesitar formación específica. Una preparación que vas a poder conseguir gracias a un curso de dirección de cine.

¿Quieres saber más sobre el lenguaje cinematográfico y conocer cuáles son tus mejores opciones para formarte en esta emocionante profesión? Si te apasiona el cine, sigue leyendo.

 

¿Qué es el lenguaje cinematográfico?

Vamos a empezar por lo básico, vamos a empezar por dar una definición y una aproximación a qué es el lenguaje cinematográfico. Como seguro que has podido adivinar, se trata del lenguaje que se usa en todo tipo de producciones audiovisuales para contar la hora que hay detrás de ellas.

Generalmente es el director el que tiene el peso a la hora de tomar decisiones en cuanto a cuáles son los recursos de este lenguaje que van a ser usados al realizar la producción. Al mismo tiempo, depende de que tipo de producción se trate, el uso de los elementos que componen el lenguaje cinematográfico va a ser distinto.

El lenguaje cinematográfico sirve para transmitir un determinado mensaje al espectador, despertando en él unas emociones u otras y, por lo tanto, si lo que quieres es convertirte en un experto en el sector audiovisual, es un aspecto que vas a tener que dominar al 100%.

Elementos del lenguaje cinematográfico

El lenguaje cinematográfico está compuesto por diferentes elementos, los cuales ayudan al director a transmitir el mensaje que desea al espectador. Vamos a hacer un rápido repaso por los más importantes, para, después centrarnos en dos de los aspectos que más definen el lenguaje de cualquier producto audiovisual: el sonido y el montaje.

Estos son los elementos que componen el lenguaje cinematográfico:

  • Encuadre. Cuando hablamos de encuadre, estamos hablando de todo lo que sale en la cámara y que, por lo tanto, acaba viendo el espectador.
  • Ángulo del encuadre. Es la posición desde la cual se graba lo que protagoniza la escena o el plano de la producción audiovisual. Exsiten distintos tipos de encuadres:
    • Normal
    • Picado
    • Contrapicado
    • Cenital
    • Nadir
  • Tipos de plano. Hace referencia al tipo de apertura del encuadre para cada escena. De más abierto a más cerrado nos podemos encontrar con:
    • Planos generales
    • Planos americanos
    • Planos medios
    • Primeros planos
  • Campo. Cuando hablamos de encuadre, hay elementos que aparecen dentro de él y otros que quedan fuera. El campo es todo lo que está dentro del encuadre.
  • Punto de vista. Puede ser interno o externo dependiendo del tipo de plano que se está haciendo y del tipo de información que se quiere transmitir al espectador.
  • Ritmo visual. Hace referencia a la velocidad general respecto a la sucesión de planos en el montaje audiovisual.
  • Ritmo auditivo. Depende de la música y de los sonidos que acompañan a la imagen. Suele ser concordante respecto al ritmo visual.
  • Ritmo narrativo. Es la velocidad a la que avanzan las distintas tramas que componen la pieza audiovisual.
  • Intensidad dramática. Depende de los movimientos de cámara, del montaje y de la interpretación. Jugar con ella es una de las claves para despertar emociones en el espectador a través del lenguaje cinematográfico.

La importancia del sonido para el lenguaje del cine

El sonido es, quizás, uno de los puntos más importante a tener en cuenta cunado hablamos de lenguaje cinematográfico. Es algo que, muchas veces se descuida, pero un producto audiovisual con un buen ambiente sonoro hace que el mensaje que se quiere transmitir llegue mucho mejor a los espectadores.

El sonido de una película o banda sonora aporta muchísimo a nivel narrativo y rítmico en una película o vídeo.

 

Una de las principales funciones del sonido como elemento del lenguaje cinematográfico es la de unificar y dar cohesión entre escenas, haciendo que el discurso discontinuo de un producto audiovisual quede totalmente integrado gracias a su banda sonora.

Por otro lado, el sonido, además de aglutinar, también es generador de ritmo y puede potenciar la sensación de velocidad en una persecución, por ejemplo, o moderar cualquier situación mediante un ritmo bajo o con el silencio. Además, por ejemplo, mediante el sonido podemos establecer el volumen de los espacios que se quieren representar en pantalla.

 

El montaje cinematográfico

Para dar forma al mensaje que se quiere transmitir con el lenguaje cinematográfico, el montaje pasa a ser uno de los elementos fundamentales. Da sentido y forma a todo lo que el producto audiovisual, sea del tipo que sea, quiere contar.

El montaje es capaz de dar una intencionalidad determinada gracias a cada uno de los planos que encadena y a los que dota de un ritmo y una secuenciación determinada.

Para ello existen distintos tipos de montaje:

  • Montaje dialéctico. En él se alternan diferentes planos para que el espectador cree una idea nueva a partir de su combinación.
  • Montaje alterno. En este tipo se alternan alternar dos planos de acciones que ocurren en lugares diferentes pero que acaban convergiendo en el mismo lugar.
  • Montaje paralelo. En este tipo de montaje se muestran planos diferentes de acciones realizadas en momentos y lugares distintos para que el espectador haga una asociación de ideas o despierte un estado de ánimo concreto.
  • Montaje analítico o externo. Sucesión de planos cortos y cerrados que hacen que el espectador analice y estudie la realidad por partes.
  • Montaje narrativo. Cuenta los hechos, siguiendo o no una línea temporal cronológica.
  • Montaje expresivo. Con este tipo se quiere marcar el ritmo de la producción audiovisual de tal manera que es rápido cuando hay acción y lento cuando quiere darse suspense.
  • Montaje ideológico. Busca emociones en símbolos o gestos. Un ejemplo de este tipo de montaje es el realizado por quien lo definió, Sergei Eisenstein.
  • Montaje poético. La finalidad es despertar las emociones que el director quiere en el espectador.
  • Montaje creativo. No trata de narrar, sino de producir algo que despierte el interés del espectador por la estética de la producción audiovisual. Para ello, la sucesión de planos no tiene por qué tener un orden aparentemente lógico.

¡Haz un curso de cine!

Ahora ya sabes un poco más sobre el lenguaje cinematográfico. Es hora de que profundices más y pongas todo tu talento y creatividad a funcionar. ¡Conviértete en profesional del sector audiovisual!

Con un curso de dirección de cine podrás adquirir los conocimientos que te hacen falta para desarrollar todo tu potencial.

En Cursos.com te ofrecemos una selección de las mejores academias especializadas con las mejores formaciones a tu disposición. Nosotros te asesoramos en todo el proceso para que escojas la que mejor se adapte a tus necesidades.

¡Solicita información ahora!

Audiovisual

Últimas noticias