Portada / Blog / Qué oposiciones hay en España y cómo funcionan
qué oposiciones hay

17 junio, 2021 - Carlos Póstigo

Presentarte a unas oposiciones es un gran reto al que tendrás que enfrentarte. Es cierto que superarlas y optar a una plaza te supondrá  un trabajo fijo para toda la vida, pero también es verdad que te exigirán mucha preparación y un alto grado de compromiso con tu meta. Te contamos qué oposiciones hay y qué hacer para prepararlas. 

Antes de embarcarte en esta titánica tarea, ten claro los motivos por lo que te quieres presentar y para qué quieres hacerlo, puesto que las dudas y la confusión te pueden suponer no solo un mayor esfuerzo a la hora de preparártelas, sino que pueden provocar que abandones y cargar así con el tiempo perdido y la sensación de fracaso.

Una vez que hayas tomado la decisión determinante de presentarte a oposiciones, es de gran ayuda que sepas todo lo relacionado con este proceso, desde tener claro cuál es la figura del funcionario público, cuáles son los requisitos para opositar o saber cuál es la mejor forma de prepararte entre otras cosas.

Desde cursos.com queremos facilitarte esta tarea para que tú solo te centres en lo más importante: la preparación de tus oposiciones.

 

¿Qué oposiciones hay y cómo funcionan?

Podemos decir que las oposiciones son un proceso selectivo de carácter público y libre. Un sistema gracias al cual las diversas administraciones se proveen de personal  para llevar a cabo sus funciones. ¿Qué oposiciones hay? Pues tantas como ramas de empleo público existen: desde la administración, hasta la salud, pasando por educación, justicia y otros tipos de oposiciones. 

Estos procesos de selección suelen constar de diversas pruebas. A continuación las detallaremos, pero te adelantamos que vas a  necesitar prepararte concienzudamente. Algo para lo que te ayudará una buena academia especializada en preparación de oposiciones. 

El proceso se inicia con la publicación anual en los diversos Boletines Oficiales por parte de las administraciones de las necesidades de personal. Seguidamente se establece una Convocatoria de las pruebas selectivas que también se publica en los Boletines Oficiales. Por último, se publica el listado de los candidatos seleccionados

 

¿Qué oposiciones hay?: la figura del funcionario público

El funcionario, empleado público o también llamado funcionario de carrera es aquella persona que desempeña un trabajo al servicio de la administración pública del estado por cuenta ajena, a cambio de una retribución y regulada según unas leyes y reglamentos oficiales.

Además de la figura del funcionario de carrera, dentro de la Administración del estado hay otro tipo de figuras laborales como son:

  • Eventual: suelen ocupar puesto de confianza o de asesoramiento.
  • Interino: ocupan plazas reservadas a funcionarios de carrera.
  • Laboral: son contratados por la administración.
  • Laboral no Permanente: se contrata personal laboral de manera temporal.

A diferencia de todos estos, el funcionario de carrera se distingue por haber aprobado unas oposiciones basadas en la capacidad y el mérito, según establece el principio de igualdad recogido en la Constitución para el acceso a la función pública.

A pesar de no contar con la estabilidad de un funcionario de carrera, el estar trabajando para la administración, te permitirá sumar puntos a la hora de obtener una plaza cuando te presentes  a oposiciones.

 

Condiciones para ser funcionario

Básicamente, para ser funcionario debes pasar por un proceso que se divide en cuatro etapas:

  • Aprobar unas oposiciones y obtener plaza.
  • Ser nombrado funcionario de carrera por la autoridad competente.
  • Jurar o prometer que vas a cumplir con las leyes actuales en cumplimiento de tus funciones y tareas asignadas.
  • Tomar posesión de tu trabajo en el periodo reglamentario que suele ser de un mes.

También tienes que tener presente que hay una serie de circunstancias por las que puedes perder tu condición de funcionario, aunque en España esta figura está tan protegida que es muy difícil ser apartado para siempre de este rango.

  • Renuncia personal; esta opción no invalida la posibilidad de presentarte a otras oposiciones.
  • Sanción disciplinaria, lo que supone la imposibilidad de volver a ser funcionario.
  • Inhabilitación absoluta o especial.
  • Pérdida de la ciudadanía española.
  • Jubilación voluntaria o forzosa.
  • Defunción.

 

Niveles de personal según titulación

Los diversos cuerpos de funcionarios se dividen por grupos según el nivel de estudios exigido en las oposiciones:

  • A: licenciados, doctorados, arquitectos, ingenieros o equivalentes.
  • B: diplomados, ingenieros técnicos, arquitectos técnicos, formación profesional de tercer grado o equivalentes.
  • C: bachillerato, formación profesional de segundo grado o equivalentes.
  • D: graduado escolar, formación profesional de primer grado o equivalentes.
  • E: certificado de escolaridad

A su vez, cada uno de estos grupos, menos el  grupo E, se divide en dos categorías: cuerpos especiales (policía, bomberos, abogados, enfermeras…) y cuerpos generales, cuyas funciones son las siguientes:

  • Superior: llevan a cabo las funciones de nivel superior como la gestión, inspección, control y similares de las actividades de los niveles inferiores.
  • Gestión: colaboran en las tareas propias del cuerpo superior, así como están encargados de realizar informes, propuestas de resolución de expedientes y de la aplicación de la normativa correspondiente.
  • Administrativo: realizan las tareas auxiliares de gestión, inspección, control y similares.
  • Subalterno: se encargan de tareas específicas como la vigilancia de los locales, la custodia del material y del mobiliario, control del acceso a las oficinas públicas y en el caso de los cuerpos especiales, de la vigilancia, protección y similares.

 

Tipos de Administración

Ser funcionario tras haber aprobado unas oposiciones te va a permitir formar parte de la Administración, es decir, estar encargado de llevar a la práctica las normas y leyes que deben cumplirse en el país.

La Administración en España queda organizada de la siguiente manera.

  • Central: su competencia rige en todo el territorio nacional y está compuesta por los Ministerios, la Secretaría de Estado, Directores Generales, Subsecretarios y Delegados del Gobierno entre otros.
  • Autonómica: sus competencias se reducen a una Comunidad Autónoma y se rigen por los Estatutos.
  • Local: sus funciones se reducen a las provincias, municipios (Ayuntamientos) e islas (Consejos Insulares en las Islas Baleares y Cabildos Insulares en las Islas Canarias).
  • Institucional: son los denominados organismos públicos, es decir, entes públicos menores de carácter no territorial como RENFE, Correo, Loterías y Apuestas del Estado y Puertos del Estado.

 

¿Cuánto cobra un funcionario?

Normalmente se asume que los funcionarios cobran menos que sus compañeros de la empresa privada, aunque este hecho se compensa con la seguridad que da el saber que todos los meses vas a tener tu dinero en la cuenta.

Las retribuciones que reciben los funcionarios se clasifican en dos grupos:

  • Básicas que estarían compuestas por:
    • Sueldo: que se establece según el grupo al que se pertenece en cada cuerpo.
    • Trienios: es una cantidad que se percibe cada tres años de servicio y es igual para cada grupo.
    • Pagas Extraordinarias: es una paga que se recibe dos veces al año, en junio y diciembre (en algunos cuerpos hasta tres) y cuya cantidad mínima es el sueldo mensual más los trienios.
  • Complementarias:
    • Destino: que estaría en función del lugar de trabajo.
    • Específico: depende de las características propias del puesto de trabajo como la responsabilidad, peligrosidad, incompatibilidad o la especial dificultad técnica.
    • Complemento de Productividad: se retribuirían las actividades extraordinarias, iniciativa del funcionario y el especial rendimiento.
    • Gratificaciones: son debidas a aquellos servicios prestados fuera de la jornada laboral.

 

Sistemas de selección para ser funcionario

Como ya sabes, para ser funcionario de carrera en España debes aprobar unas oposiciones que te permitirán optar a una plaza. Pero aunque te sorprenda, no siempre es este el método que se utiliza para cubrir plazas.

Realmente existen tres métodos que te permitirán entrar como funcionario en alguna de las administraciones:

  • Oposiciones: este proceso requiere que se superen una serie de pruebas para la que el aspirante se ha tenido que preparar previamente y de cursos de formación si es necesario. Te explicamos más profundamente todo el proceso más adelante.
  • Concurso: tiene carácter excepcional y consiste en la valoración de los méritos según unos baremos establecidos que tienen carácter público y libre. Se suelen convocar para cubrir plazas especiales de los grupos A y B, que por sus características tan técnicas y especiales, requieren personal con méritos relevantes y condiciones excepcionales. Normalmente suelen ser plazas de personal eventual no permanente.
  • Concurso-Oposición: en este caso no solo se tiene en cuenta la superación de una serie de pruebas y de cursos de formación en el caso de que fuera necesario, sino que también se tiene en cuenta los méritos obtenidos previamente, así como condiciones especiales y niveles de experiencia.
 

El sistema de puntos en el concurso oposición

Mientras que en una oposición el acceso se hace superando los exámenes, en el concurso oposición no sólo se tienen en cuenta las notas de las pruebas selectivas, también los puntos que suman los candidatos por los méritos acumulados, ya sean en forma de experiencia profesional o por la realización de cursos.

Este sistema es muy habitual en el acceso a los cuerpos de Educación y de Sanidad, en los que se suele exigir a los aspirantes que hayan realizado una serie de cursos de perfeccionamiento que les ayudarán a desarrollar mejor su trabajo.

El sistema de puntos varía en función de la oposición de que se trate, pero lo habitual es que se establezca un número máximo de puntos que se pueden conseguir por haber realizado cursos y otro número máximo de puntos que se pueden sumar por la experiencia profesional.

En cuanto al número de puntos que suma cada curso, depende de las horas de duración de los mismos. En función de la oposición de que se trate los cursos puntuarán más o menos, no existe un criterio homogéneo para todas las oposiciones.

Si te interesa presentarte a un concurso oposición y quieres saber más sobre el sistema de puntos, puedes seguir leyendo más sobre este tema aquí.

 

¿Qué oposiciones hay y quién las ofrece?

Como ya te hemos explicado, para saber qué ofertas de empleo público hay convocadas, deberás acudir a alguno de los Boletines Oficiales. Para facilitarte esta tarea, te dejamos el punto de acceso a cada uno de ellos.

  • Boletines Provinciales: publica las convocatorias de la Administración Local. Pueden quedar reflejadas en gacetas municipales así como en los tablones de anuncios de los Ayuntamientos.

 

Requisitos Generales para presentarte a oposiciones

Las oposiciones se basan en los principios de igualdad, mérito y capacidad para dar objetividad a las pruebas. A partir de aquí, se tendrá en cuenta las características de las plazas a cubrir para organizar unas pruebas acorde con ellas.

De aquí deducimos que no hay dos oposiciones iguales. Y es que, lo que se exigirá a un bombero no será lo mismo que a un profesor de primaria. De todas formas, existen unos requisitos mínimos que se deberán cumplir para poder presentarte a cualquier oposición.

  • Estar en posesión de la ciudadanía española. También pueden presentarse los ciudadanos de los estados miembros de la Unión Europea. Asi mismo, también los ciudadanos de los estados que tengan tratados para la libre circulación de trabajadores con la UE. 
  • Tener cumplidos los 18 años como mínimo. O tener la edad que la convocatoria establezca como mínima antes de que acabe el plazo de presentación de instancias. Y tampoco se puede exceder la edad establecida como máxima para su ingreso.
  • Poseer la titulación suficiente, o estar en condiciones de obtenerla, en la fecha en que acaba el plazo de presentación de solicitudes.
  • Cumplir las condiciones para ejercer las funciones que dentro del cuerpo le pueden ser encomendadas.
  • No estar inhabilitado para el ejercicio de las funciones públicas ni estar separado, mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquier administración pública.

¿Qué oposiciones hay?: Pruebas de acceso

A la hora de presentare a unas oposiciones puedes encontrarte diversas pruebas en función de aquella plaza a la que quieras aspirar. Ten en cuenta que normalmente son eliminatorias, lo que quiere decir que si no apruebas la primera, no puedes presentarte a la segunda y sucesivas.

Tests

Se usan en casi todas las oposiciones por su facilidad a la hora de corregirlos. Normalmente suele haber dos, uno para la parte general y otro para la específica. Suelen constar de entre 50 y 125 preguntas con cuatro alternativas de respuesta y con un tiempo de entre 1 y 2 horas.

Preguntas de desarrollo

Se suele dejar elegir el tema a desarrollar de entre varios y es usado normalmente en oposiciones para Ayuntamientos y cuerpos generales.

Casos prácticos

Son pruebas que plantean casos reales del futuro puesto de trabajo. Al igual que con las preguntas de desarrollo, se deja elegir los casos de entre varios.

Mecanografía e informática

Normalmente son pruebas organizadas para oposiciones locales. Aunque ya no se suele hacer la prueba de mecanografía, la de informática sí, reduciéndose básicamente a Word, Excel y Access.

Pruebas físicas

Se suelen realizar en oposiciones para cuerpos especiales como bomberos, policías, ejércitos.

Entrevistas personales

Es una prueba importantísima puesto que se evalúa el perfil psicológico del opositor y su idoneidad para el puesto al que aspira. Hay que tener en cuenta que es una prueba muy subjetiva.

Psicotécnicos

Pueden variar según la oposición a la que te presentes. Los hay de personalidad, capacidad verbal, de atención y dotes perceptivas, de resistencia a la fatiga, etc.

Reconocimiento médico

Solicitado generalmente para las oposiciones a cuerpos especiales, consiste en un informe médico tanto físico como psicológico del aspirante.

Prueba de idioma

Suele ser una prueba voluntaria para subir nota, aunque en comunidades como Cataluña es obligatorio el catalán o un certificado que lo acredite.

¿Qué oposiciones hay?: el temario

Respecto al temario, este depende del que oposición hay y a qué te vas a presentar. No es lo mismo el temario para las oposiciones de Justicia que para las oposiciones Forestales.

No obstante, lo habitual es que el temario de las oposiciones se  divida en dos partes:

  • Una primera parte general, sobre administración, derecho, unión europea y constitución.
  • Una parte específica más centrada en el trabajo concreto que se desempeñará.

 

¿Cuál es la mejor forma de prepararse unas oposiciones?

Prepararse unas oposiciones es una elección muy importante que te supondrá mucho esfuerzo, constancia y una buena toma de decisiones. Una de las primeras cosas que tendrás que decidir es la manera de preparártelas.

  • Por libre: esta manera te supondrá un gran esfuerzo por tu parte. Tendrás que hacer tú todo el trabajo, como buscar el temario, organizar y sistematizar todo el contenido y estar pendiente de los diversos boletines oficiales. 
  • Academias de oposiciones: aunque supone un gasto económico, cuenta con la ventaja de acceder fácilmente al temario totalmente actualizado. También te permiten compartir dudas e inquietudes con profesores y compañeros y de realizar simulacros de exámenes. Casi todas las academias cuentan con la opción online que permite prepararte las oposiciones desde tu casa. 

 

¿Cuáles son las oposiciones más y menos duras?

A pesar de que no hay ninguna oposición sencilla, hay una serie de características que hacen que unas sean más difíciles que otras. Así, encontramos que cuanto más titulación se exija (Grupos A, B y C), más dificultad.

Otro factor que influye es el tipo de examen, puesto que los de tipo test suelen ser más sencillos que los que tienen que defenderse ante un tribunal. Además, según qué administración las convoque tendrán diferente dificultad, siendo la Administración Central la más dura.

Si partimos de que a mayor cantidad de aspirantes menor dificultad, podemos concluir que las oposiciones más sencillas son las de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. También son relativamente asequibles las convocadas para enseñanza y como tercera posición las de la rama sanitaria.

 

¡Prepara las oposiciones y conviértete en funcionario!

Ahora ya sabes qué oposiciones hay y cómo funcionan estos procesos selectivos en España. Si ya has decido a que rama te vas a presentar, solo te queda empezar a prepararte. Si todavía no lo tienes claro, puedes echar un vistazo a nuestra web para descubrir qué tipo de oposiciones te encajan mejor. 

Sea como sea, en cursos.com te asesoramos para que encuentres la mejor preparación de oposiciones. Las academias que trabajan con nosotros han sido especialmente elegidas bajo unos estándares de calidad muy estrictos. Formación para oposiciones especialmente pensada para que te presentes y obtengas tu plaza como funcionario. 

¿Todavía tienes dudas? Rellena el formulario y nosotros te las resolveremos. ¡Te esperamos!

Administración Pública Oposiciones